LA FLOR DEL CARDON

Según se cuenta hace muchísimos años, hubo un nativo que se enamoro de la bella hija de un cacique, pero el padre se oponía a tal pretendiente, con lo cual el joven, en una noche de luna rapto a la indiecita, ante la negativa fuerte del jefe de la tribu.

Al conocerse la novedad fueron perseguidos por las huestes guerreras corriendo toda la noche hasta aclarar el día. Fue en esa ocasión que al llegar al lugar de cardones, el camino se estrecho, y las espinas lastimaron a los enamorados, cuya sangre quedó en los cuerpos gigantescos de los punzantes vegetales. Por suerte lograron salvar la situación, la pareja se alejo para siempre.

De esta historia se cuenta que la sangre de la cabalgadura y jinetes se prendió aquel día de las espinas y al amanecer, se encontraron las flores blancas que anunciarían por siempre la proximidad de lluvias y tiempos de cosecha.

EL ARCOS IRIS

Entre las altas montañas vivían hace muchísimo tiempo las tribus Diaguitas que, tomaron diferentes nombres según el lugar en que se asentaban a vivir. Por su inteligencia sabían utilizar al máximo los recursos que la naturaleza les daba.

Así dio origen a esta leyenda "inti" (sol) queriendo demostrar a sus hijos, algo que resumiera lo hermoso por la satisfacción que le brindaba al verlos trabajar con dedicación, les presentó en semicirculos de colores a "Panchac - Goillatica" (el arco - iris). Su vista llena de alegría a quien lo contempla, después de una lluvia, en sus siete colores, cada uno de ellos simbolizan algo bello, bueno y grande. El violeta, representa la memoria de los aborígenes. El indigo, la coca que da vigor. El azul, el recuerdo de los seres queridos. El verde, la juventud que tiene el color de los bosques en primavera. El amarillo, el maíz del cual se saca el pan y la chicha. El rojo, la sangre, la alegría vital.

El anaranjado, a "inti" (el sol) y a "quilla" (la luna)Es un bello espectáculo en el cielo, la atmósfera que cobra transparencia con el correr de las nubes lo disipa. El indio que detuvo su actividad para contemplarlo, vuelve con alegría a sus flechas, a su alfarería o a su pucará, donde se protege. Vale decir que "Pachac- Goillatica" es un regalo del cielo, por el cual "inti" (el sol), quiere premiarlo por su constante laboriosidad.

Volver